EL DÍA A DÍA

Una parte de tu ser ha muerto en vida
y la flor que aún permanece está marchita.
Aún así te abrazaré cada mañana
con mis besos sonrojando tus mejillas.
Que cada despertar sea una fiesta,
como un rayo de luz y de alegría,
para inundar tu corazón de savia fresca,
destellos de emoción mientras palpita.

Txema Lorente

Septiembre de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s