¡NO! ¡PORQUE SÍ!

Es su respuesta inmediata,

latigazo sin sentido.

No se cuestiona el por qué,

no hay razones ni motivo.

Si hay que salir a la calle…

me voy con el camisón.

Si hay que acostarse a la noche…

sea con ropa de calle.

Las pastillas… ¿para qué?

¿Ducharme?… acabo de hacerlo.

Y así en un sinfín de cosas.

Convencerla… todo un reto,

mas solo en lo necesario.

Hacer juegos malabares,

ser mago en el escenario.

Txema Lorente

Mayo de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s