LA MEMORIA DE LAS MANOS

¿Las manos tienen memoria?
Sin duda, es una evidencia.
Se acuerdan de muchas cosas
que no lo hace su consciencia.

¡Cómo les gusta plegar!
Recoger migas y prendas,
por supuesto acariciar…
y apretar manos ajenas.

Así que cada mañana
desordeno varias cosas
y las dejo en cualquier parte
para que allí las recojan.

Va contenta y presurosa
con un gesto victorioso
y lenta… muy lentamente,
pliega y pliega casi todo.

Sus ojos brillan gozosos,
está haciendo algo importante,
ayudando a los demás…
como ha sido su talante.

Txema Lorente
Diciembre 2017