MENTIRAS PIADOSAS

Hasta ahora he mantenido la verdad,
pilar siempre de mi vida cotidiana,
pero ahora estoy cambiando de estrategia,
en momentos no hace el bien sino que daña.

Perdida la noción de lo real,
su ser se realimenta con estímulos,
tienen que ser constantes, como un flash,
narrando solo aspectos positivos.

Hay que inventar proyectos… situaciones…
transformando los hechos que acontecen.
Crear historias que reaviven sus sentidos
en el mundo virtual donde ella crece.

A sus absurdos deseos muchas veces,
a sus preguntas sin sentido, incongruentes…
hay que dar unas respuestas convincentes
que le den satisfacción a su presente.

Un regalo que enseguida olvidará…
Son mentiras piadosas, recurrentes.

Txema Lorente
Noviembre 2017