SITUACIONES

Te acompaño por las tardes
a ver a tu amatxu viva,
aunque luego al acercarnos
ella siempre está escondida.

Unas veces soy tu aita,
otras tu hijo predilecto,
mas cuando nos abrazamos,
soy tu amor puro y sincero.

Esos sublimes momentos
cuando tu consciencia vuelve
y eres tú en tu plenitud,
queriendo como tú quieres,
son chispazos de cordura
en tu locura latente.

Reboso felicidad
disfrutando del presente.

Txema Lorente
Noviembre 2017