LO CURIOSO DE LO ABSURDO

Qué difícil comprender
si te fallan los conceptos.
Qué difícil razonar
si no encuentras las palabras.

Sin conceptos ni palabras
la razón solo es falacia.
Es un barco a la deriva
sin timón y sin destino.
Y lo absurdo cobra fuerza
dando paso al sin sentido.

Hay que subirse a ese barco
girando y cambiando el ritmo,
con un corazón latiendo…
fuerte… seguro y feliz,
adaptando a los momentos
la imaginación precisa
y jugando como un niño
sin dejar de sonreír.

Txema Lorente
Agosto 2017