NO TE VAYAS (canción)

Que no se vaya tu cuerpo,
que permanezca tu alma,
que la ausencia de uno de ellos
transforma el todo en la nada.

Mi fiel compañera, luz de mi alborada,
antorcha en las noches que oscuras me atacan.
Manténte abrazada cual hierro candente que mi cuerpo abrasa.
Cúbreme de ti, sábana de besos, dormida en mi cama.
Llórame en los ojos, bésame en la boca, cura mis heridas…
que sangran abiertas al temer tu ausencia, quizás… algún día.

¡Ríe!, ¡ríe!, ríe sin control cuando tu risa estalla de alegría.
¡Llora!, ¡llora!, llora a borbotones cuando la emoción desborda tus sentidos.
¡Lucha!, ¡lucha!, lucha sin cuartel enfrentándote al vacío.
Cruel vacío que desgasta… tu cuerpo y tu mente heridos.

Porque tienes que vivir… no puedes irte de mí.
No acomodes tus sentidos a inútil resignación.
Piensa que te necesito y te necesito plena.
No me prives de tu cuerpo ni de tu mente serena.

Solo el pensar que no estés me abruma de sensaciones:
Frustración, rabia, locura, pasión muerta… muerte en vida.

Y me rebelo a mí mismo histérico de dolor,
y me rebelo a mí mismo gritando ronca mi voz.
¡No te vayas amor mío!
Yo sin ti… dejo de ser.

A mi eterna compañera,

Txema Lorente
Marzo de 2003